lunes, 25 de junio de 2007

Lo malo y lo bueno de Cartagena


¡Hola! Sé que tenía mi blog abandonado pero tengo una razón de peso: estaba pasando unos días en mi hermosa ciudad. Voy a aprovechar para contarles las cosas buenas y malas que he encontrado en esta visita.

El Transcaribe: Transcaribe es la copia del Transmilenio de Bogotá, y es algo muy positivo para mi ciudad. Cuando empezaron a trabajar, a través del periódico El Universal de Cartagena nos aseguraron que el tramo que va desde la muralla, pasando por la Torre del Reloj llegando a la avenida Venezuela lo entregarían en 7 meses. Ya han pasado casi 2 años y no han terminado totalmente; debo reconocer que lo que se ha adelantado hasta ahora está quedando muy chévere.

Vendedores: Las playas de Cartagena siguen con el mismo problema, los vendedores ambulantes están muy mal organizados y se aprovechan de los turistas. Por ejemplo la masajista llega a ofrecer sus servicios y empiezan a masajearle el pie al cliente elegido sin que se le de autorización alguna, todo esto diciendo que es una muestra gratis. Eso es totalmente contraproducente. No estoy diciendo en ningún momento que dejen de trabajar sino que deben organizarse y no acosar a los turistas.

El centro: El centro histórico está más hermoso que nunca, sus casas coloniales las mantienen conservadas y muy lindas. Las plazas son el sitio ideal para conversar y pasar un rato agradable. Las murallas nunca han dejado se ser uno de los principales atractivos de esta ciudad. La restauración de la iglesia de Santo Domingo y de la Catedral las ha convertido en verdaderas joyas dignas de visitar.

El Parque de Bolívar: Me encantó como está el parque de Bolívar, lo tienen muy limpio y conservado. Este parque sigue siendo un punto de referencia de mi ciudad. Los emboladores de zapatos (lustradores de botas) tienen su espacio, así como los jugadores de ajedrez. Las constantes presentaciones de grupos folclóricos hacen que el parque tenga mucha vida.

La gente: No hay nada más gratificante que encontrarse con los amigos y conocidos y sentir que están interesados en las cosas que estoy haciendo. Es agradable llegar a un almacén y que la persona te atienda como si te conociera de toda la vida. Lo mejor que tiene Cartagena es su gente de esto no tengo la menor duda.

Lo mejor: Llegar al Hotel Papi y Mami. Ellos siempre me reciben felices y me hacen sentir como si nunca hubiera salido de la casa. Me preparan los platos de comida que más me gustan y en general compartimos muchas cosas que se valoran más cuando ya no estás viviendo con ellos.

Sé que hay muchas mas cosas buenas y malas en Cartagena, pero estoy convencido de que las malas van a mejorar y las buenas se mantendrán y hasta se pondrán mejores. Cartagena es un paraíso el cual les recomiendo que visiten.

3 comentarios:

Tania L. Nieto dijo...

Daniii qué buena esta entrada, propia de quien conoce bien y ama su tierra. De seguro mucha gente querrá ver de lo que hablas. Qué bueno que disfrutaste de tu viaje y seguirás compartiendo con nosotros tus historias.

Daniel Eduardo dijo...

Gracias Tania, espero que sigas visitando mi blog

Anónimo dijo...

Hola Daniel, me parece genial la forma como describes a Cartagena, yo también soy de allí y de paso soy amante de nuestra ciudad.
Estudio comunicación social, estoy a punto de graduarme y me siento muy identificada con tu perfil, ya que es muy parecido al mio.
No encontré forma de comunicarme contigo, tal ves serías una gran fuente de conocimiento para mi un estupendo amigoo....
Espero conocere algun día...
Jackelin